Escuelas Católicas de Madrid

Aprender a desaprender o las preguntas del día de la marmota

Aprender a desaprender o las preguntas del día de la marmota

Llega el calor y finaliza el curso; nos planteamos cómo organizarnos en el 2021/22 y, en un mantra propio del día de la marmota, nos volvemos a hacer las mismas preguntas para lograr que el curso que viene nuestros alumnos, sí o sí, aprendan más y mejor.

Una de las preguntas del día de la marmota es: ¿qué tiene que aprender un alumno a cada edad?

Fácil la pregunta si queremos seguir en la zona de confort: ¡lo que diga el currículo! O, de un modo más práctico, lo que venga reflejado en los materiales digitales o en papel de la editorial correspondiente.

Pero si queremos salir de nuestra zona de confort docente, podemos empezar a hacernos preguntas incómodas:

* ¿Qué vale realmente la pena que aprendan a cada edad?
* ¿Qué tenemos que “podar” del currículo oficial porque es obsoleto?
* ¿Dónde tenemos que poner la fuerza para que los recursos (tiempo, atención, esfuerzo, dinero…) produzcan el máximo beneficio de aprendizaje?
* ¿Qué perfil de persona quiero que mis alumnos sean cuando salgan de mi colegio?
* ¿Cómo vamos a transmitir la idea de que todas las personas, profesores incluidos, tenemos que aprender a lo largo de todo nuestro ciclo vital?
* ¿De qué manera vamos a reflejar que hay que aprender para luego desaprender porque el mundo cambia en un imparable movimiento aceleradamente acelerado?
* ¿Qué medios vamos a poner en marcha para que nuestros alumnos afronten el futuro, siendo desconocedores de este futuro?
* Con los conocimientos que tenemos de ayer, ¿cómo vamos a diseñar el mañana?

El Ministerio de Educación ha anunciado que antes del verano publicará el nuevo currículo escolar. Posteriormente las comunidades autónomas utilizarán su autonomía para transformarlo, como si un niño de un pueblo de la despoblada meseta burgalesa estuviera en las mismas circunstancias que otro de un barrio de clase media de Valladolid; o como si el niño de Raval de Barcelona viviera en el mismo contexto que uno del pirineo leridano; o como si Usera fuera Pozuelo. Es decir, utilizarán su autonomía a espaldas de los alumnos y de los profesores, para decirnos qué tenemos que aprender y qué tenemos que enseñar, ¡desde su punto de vista!

O quizá les dará un ataque de sentido común a las Comunidades Autónomas y renunciarán a su autonomía de modificación curricular para cedérsela a los profesores… porque ellos sí conocen a sus alumnos. No sé si estamos en una época para creer en milagros, pero ¿por qué renunciar a que se rompa el bucle del día de la marmota y las cosas puedan cambiar? Si Bill Murray y Andie MacDowell lo consiguieron, a lo mejor es que es posible cambiar la realidad… ¡poco a poco!

Nacho Peña Delgado
Escuelas Católicas de Madrid

Valora este artículo del blog:
8

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 04 Agosto 2021

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32